X

Este sitio web utiliza cookies. Al continuar navengando aceptas nuestra Política de uso de Cookies. Acepto

Garalar-maralar y las historias de las montañas

Publicada el 26/06/2020

La editorial Ibaizabal ha presentado la colección ilustrada Garalar-maralar
 
● Una colección impulsada por la Asociación Medioambiental Landarlan y publicada por la editorial Ibaizabal.
 
● La colección ilustrada ‘Garalar-maralar’ quiere acercar al lector a los montes de Aralar
 
● Una colección escrita por Patxi Zubizarreta e ilustrada por Jokin Mitxelena.
 
● Algunos de los objetivos principales de la colección son: acercarnos a la naturaleza, conocer los parajes del entorno, aprender a cuidar y amar la naturaleza, ser consciente de la importancia de la naturaleza.
 
● La colección tiene cuatro títulos: -Goliat eta izarrak-, -Joanes eta kanpaiak-, Aiert eta herensugea- y –Maren eta azeria-.
 
Durango, julio de 2020. Mediante la lectura de los libros podemos viajar, siendo una oportunidad única para conocer lugares tanto lejanos como cercanos. Ese es el caso de la colección Garalar-maralar, impulsada por la Asociación Medioambiental Landarlan y publicada por la editorial Ibaizabal.
 
El texto del escritor de Ordizia Patxi Zubizarreta y las imágenes del ilustrador donostiarra Jokin Mitxelena nos acercan a los montes de Aralar, y nos introducen en sus senderos, cimas y cuevas, de la mano de las aventuras de los protagonistas: el pastor Joanes, el perro Goliat y los hermanos Aiert y Maren.
 
La colección la conforman cuatro títulos, y cada uno se sitúa en un lugar distinto de Aralar. El primero es Goliat eta izarrak, y, según las palabras del escritor, “Aparece Txindoki, como arrecife, el cual es un rastro del mar que hubo allí”. El título del segundo es Joanes eta kanpaiak: están representados Amezketa, la cima de Balerdi y el mundo minero. El núcleo del tercero, Aiert eta herensugea, se sitúa en Navarra: en los alrededores de Lekunberri, la cueva de Mendukilo, San Miguel y su dragón… Tal y como subraya Zubizarreta. “para acercar la mitología, etnografía, geología… al lector, pero contándolo todo de un modo literario y divertido”. El cuarto libro, Maren eta azeria, nos muestra el modo de vida de los pastores y las ovejas en la majada de Oidui y en Alotza. Tenemos que tener en cuenta que el abuelo de Zubizarreta “fue pastor en los alrededores de Aralar” y que al padre de Mitxelena, “con 11 años, un pastor de Zaldibia le tomó como ayudante”.
 
Además de ser una oferta de lectura, esta colección es también una invitación para acercarse a Aralar. En estos momentos en los que estamos saliendo del confinamiento, y después de lo vivido los últimos meses, Patxi Zubizarreta comenta lo siguiente: “los chavales y chavalas y, en general, todos nosotros tenemos un gran déficit de la naturaleza, ya que nos hemos pasado los últimos meses pegados a las pantallas… por eso, os invito a que os acerquéis al monte”.
 
Las imágenes del ilustrador se fijan en el entorno, y en ellas podemos encontrar algunos detalles heredados de su padre, que fue pastor. En palabras de Zubizarreta, el trabajo realizado por Mitxelena “transmite una de las mejores facetas de la literatura infantil, es decir, la ludicidad, la alegría de la vida… Los personajes son divertidos, y hace de la naturaleza algo muy cercano, porque se huele el verdor, el viento, el agua, la tierra… oxigena”.
 
Tomando en consideración el nombre de la colección, Garalar-maralar, podemos concluir lo siguiente: por un lado, que la colección tiene una relación muy estrecha con Aralar; por otro lado, “que la palabra Garalar está formada por la palabra «gara» («somos» en euskera), porque también nos implica a nosotros, pero nosotros también tenemos que cuidar de ese entorno”, y, por último, “hemos completado el juego de palabras con la palabra «maralar», haciendo un giño a la copiosidad y la suavidad con la que cae la nieve (en euskera, «mara-mara»), ya que la naturaleza es algo que tenemos que cuidar poco a poco”.
 
La colección está pensada para niños y niñas de más de siete años. Uno de sus objetivos principales es acercar a las niñas y niños a la naturaleza, y, tras conocer los parajes del entorno, aprender a cuidar y amar la naturaleza, ser conscientes de la importancia de la naturaleza. Según las palabras del escritor, “esta colección hace una propuesta para concienciarnos de dónde vivimos y qué somos. Vivimos entre cemento, pero nosotros también somos parte de la naturaleza”.
 
Los protagonistas de la colección, los hermanos Aiert y Maren, tendrán la oportunidad excepcional de descubrir Aralar realizando excursiones, viviendo aventuras y de la mano del pastor Joanes. Del mismo modo, conoceremos de sus bocas “sus vivencias: qué sienten al quedarse sin luz dentro de una cueva, o cuando están perdidos, porque ha bajado la niebla”.
 
Aralar es una cordillera grande, un sistema montañoso amplio, y no cabe en un libro. Pero si te adentras en estos cuentos, más que un monte descubrirás un mundo: viejos mares y glaciares, cavernas y abismos, personajes asombrosos y animales interesantes… Sentirás que eres Aralar, que somos Aralar.

Documentos relacionados