X

Este sitio web utiliza cookies. Al continuar navengando aceptas nuestra Política de uso de Cookies. Acepto

Ciberacoso o el silencio de las víctimas

Published 31/07/2018

  • La editorial Ibaizabal publica la novedad: “Isiltasun-harrapariak” en la colección Ameslari.
 
  • Una trama que se desenvuelve en el mundo de las redes sociales y los chats.
 
  • Nos adentra en el mundo del ciberacoso, una realidad insoslayable en las aulas.
 
  • Puede ser muy útil para debatir sobre la privacidad en internet y los peligros de las redes sociales.
 
  • “Isiltasun-harrapariak”, del autor Daniel Bautista Machin.
 
Amorebieta, Mayo de 2018. Ibaizabal amplía la colección “Ameslariak” y presenta la novedad “Isiltasun-harrapariak” del escritor Daniel Bautista Machin.
 
La novela presenta a Sara, una chica rebelde por naturaleza, que ha sido expulsada de su instituto y a la que su madre ha apuntado en un centro privado. La inconformidad de Sara sólo se ve calmada cuando practica el parkour. De hecho, es tan hábil en esta actividad que le llaman la Araña. Una imprudencia de Sara le lleva a conocer a Lucía, una detective privada que vive en el piso que hay debajo de su casa. Entre las dos descubren que una chica del nuevo instituto está sufriendo ciberacoso. La Araña terminará metiéndose en un peligroso caso que la llevará a enfrentarse con una red criminal que intimida y chantajea a chicas adolescentes.
 
Esta novela de género detectivesco y mucha acción nos adentra en el mundo del ciberacoso, también llamado ciberbulling, acoso virtual o acoso cibernético. Un tema de gran actualidad, presente en el día a día de los adolescentes y que es una realidad insoslayable en las aulas. Cada vez conocemos más casos que afectan a niños, niñas y jóvenes de diversas edades y contextos diferentes. Es un tipo de acoso que se produce entre menores y en el que se utilizan los medios digitales (móviles, redes sociales, fotos, vídeos, juegos online, correo electrónico, foros, chats…) para hacer daño psicológico o emocional a la víctima, conscientemente y de forma repetida en el tiempo.
 
El autor nos introduce también en el mundo del parkour, un arte callejero que consiste en convertir la ciudad en una pista de entrenamiento. Para algunos, es un deporte extremo; para otros, una actividad comparable a las artes marciales. Sus practicantes se denominan trazadores/trazadoras ya que deben trazar una línea recta y, haciendo gala de sus habilidades (por medio de saltos, saltos mortales, escaladas y volteretas) superar todos los obstáculos urbanos que encuentren a su paso de la manera más fluida, rápida y técnica posible para alcanzar el objetivo que se han marcado.
 
La Araña sabe desplazarse por los sitios más inesperados utilizando sus habilidades naturales: flexibilidad, resistencia, fuerza, agilidad, reflejos, equilibrio y velocidad. Y todo ello sin olvidar uno de los lemas del parkour “ser y durar”. “Ser”, porque es importante que cada uno elija su camino en la vida, sin miedos ni presiones; y “durar”, porque cada trazador es importante y preciado y no debe poner su vida en peligro a la ligera.
 
La narración utiliza un lenguaje juvenil y nos presenta a unos protagonistas enredados en un mundo de mentiras y apariencias en el que se despliega el lado más oscuro de las redes sociales y el peligro acecha detrás de la ventana de cualquier chat.
 
La trama retrata muy acertadamente un juego cruel: el acoso y el chantaje al que se somete a los adolescentes más indefensos y vulnerables. El autor narra una historia que muestra los peligros de internet y las redes sociales si no se usan bien, y deja claro que los culpables son animales que se aprovechan y se alimentan del silencio de sus víctimas.
 
La lectura de esta novela es muy recomendable para los estudiantes de Secundaria, pues hábilmente aborda temas transversales como la educación para la paz, la igualdad o la moral. Daniel Bautista no solo consigue entretener con este libro ameno y rápido de leer, sino que también contribuye a afianzar un pensamiento crítico y comprometido para luchar y denunciar los grandes conflictos actuales, como la violencia, las desigualdades y la escasez de valores éticos. También puede ser muy útil para establecer debates sobre la privacidad en internet y los peligros de las redes sociales.
 
Esta novela nos permite descubrir y profundizar en valores como la confianza, la independencia, la integridad, la identidad, la responsabilidad y la honestidad.