X

Este sitio web utiliza cookies. Al continuar navengando aceptas nuestra Política de uso de Cookies. Acepto

Buscar el lado positivo de las personas

Published 12/09/2018

  • La editorial Ibaizabal publica la novedad: “Txakurrak eta gailetak”.
 
  • El pequeño refugio canino de la ciudad se encuentra en apuros económicos.
 
  • Hannah, un personaje alegre y optimista que siempre busca el lado positivo de las cosas y las personas.
 
  • “Txakurrak eta gailetak”, de la autora Linda Chapman y la ilustradora Kate Hindley.
 
  • Una historia absorbente: especialmente subrayable la bondad con la que Hannah trata a Abi.
 
Amorebieta, junio de 2018. Ibaizabal amplía la colección “Lagunik onenen gozotegia” y presenta la novedad: “Txakurrak eta gailetak”.
 
En esta cuarta historia, Hannah está muy ocupada porque tanto en su ciudad como en la pastelería de su madre suceden muchas cosas: la apertura de una nueva tienda para la que hay que preparar pasteles; un centro de rescate para perros que se encuentra en dificultades; y una chica nueva que parece decidida a evitar tener amigas. ¿Cómo se las arreglará Hannah con estos nuevos desafíos?
 
Txakurrak eta gailetak, es la cuarta obra de esta colección de la autora Linda Chapman y la ilustradora Kate Hindley. Hannah y su amiga Mia deciden echar una mano en la organización del día de puertas abiertas del pequeño refugio canino de su ciudad, el cual se encuentra en apuros económicos y puede llegar a cerrar. Son muchas las actividades que quieren preparar y poco a poco empiezan a implicar a más gente.
 
Al mismo tiempo, conocen a una nueva chica que comenzará a ir a su escuela después del verano. Hannah trata de hacerse su amiga, recordando los momentos difíciles que pasó cuando ella era la chica nueva de la ciudad, pero Abi parece resistirse a todos los intentos de ayudarla. ¿Sabrán alguna vez Hannah y sus amigas cuál es el problema de Abi?
 
Hannah es un personaje agradable, alegre y optimista, que no siempre es perfecta, pero que hace todo lo que puede en la mayoría de las situaciones. Siempre busca el lado positivo de las cosas y las personas, y esta es una habilidad muy valiosa que los jóvenes de todos los tiempos deberían desarrollar.
 
En esta historia vemos a Hannah y sus amigas horneando como locas: ya sea para ayudar a preparar cientos de galletas para una nueva tienda especial, ya sea preparando galletas perrunas para la exposición canina local.
 
Las ilustraciones de Kate Hindley se suman a la sensación alegre de la historia. Y es un libro fácil de leer porque la historia es trepidante. Especialmente subrayable es la bondad que Hannah muestra hacia Abi en su intento de ayudarle a resolver sus cosas. Seguro que a las que alguna vez habéis sido la chica nueva en la escuela os hubiera gustado conocer a una amiga como Hannah.